miércoles, 14 de enero de 2009 5:44 p. m.
Share your thoughts (0)
Hoy mamá me dijo que había visto en un programa en la tele que los perros no conocen la noción del tiempo, por lo que se angustían por igual (osea mucho) cada vez que uno se va, ya sea por unos minutos, días o semanas. Como la ñoña que soy casi me pongo a llorar pensando en todo lo que la pobre Daisy debe sufrir cada vez que alguno de nosotros, o todos a la vez, se va.
Descubrí que es mutuo. Ella no puede vivir sin nosotros y nosotros no podemos vivir sin ella. Y me atrevo a decir, por muy exagerado que pueda sonar para algunos, que es lo mejor que nos pasó en los ultimos años.
Asi que Daisy, aunque nunca lo vayas a leer o no lo entiendas tampoco...Feliz segundo año en casa =)

Bueno bueno, enough con la ñoñez.



----------------
Now playing: Jamie Cullum - Get Your Way


{older posts / recent posts}