"No tengo ganas"
miércoles, 22 de julio de 2009 5:54 p. m.
Share your thoughts (1)
Érase una vez una Rocío en el subte que se dirigía a UADE para rendir su recuperatorio de Contabilidad. A la mitad del viaje dos individuos, de esos que molestan a la humanidad creyendose que hacen "música" en los vagones con un mini bombo y una pandereta, se paran enfrente de Rocío y comienzan a deliberar si deben comenzar su "show" o no, dado que el vagón del subte estaba bastante lleno. La damisela en cuestión se encontraba muy ocupada concentrándose mentalmente en los Estados Contables cuando uno de los entes, el más desagradable de los dos, la nombra en su conversación con el otro ente, para luego dirigirse a ella y pedirle una sonrisa, por lo cual ella emboza su mejor sonrisa de "no me molestes" y gira su vista hacia las vías del subte detras de la puerta con cara de asco, para continuar con su ejercicio de concentración. Obviamente, el ente no entiendió la indirecta de la sonrisa de la damisela por lo que osó preguntarle su nombre, a lo cual nuestra protagoniza respondió con una mirada que denotaba molestía, facíl de descifrar por cualquier persona con dos neuronas activas. El ente insitió y le preguntó "¿No tenes nombre?", a lo cual ella, aún más molesta, responde con un NO! rotundo, y luego intenta volver a su estado mental de concentración. Cierta gente lamentablemente no tiene ni siquiera la educación básica como para entender el significado del monosílabo no, entre ellos el intento de "músico" que acosaba a nuestra protagonista, que una vez más se dirigió hacia ella y le preguntó porque no quería hablar con él. Cansada de ser molestada, asqueada y al borde del enojo, la damisela le responde seriamente "Porque no tengo ganas!", lo que provoca que el ente número 2 ponga en funcionamiento sus dos neuronas, intervenga y le diga al ente número 1 que la deje tranquila, porque lógicamente no quiere hablar con él. Lamentablemente el ente número 1 no entendió al ente número 2, porque al parecer tampoco entendía el idioma español a pesar de lo hablaba con facilidad, ya que siguió hablandole a la damisela, que esta vez optó por ignorarlo completamente, lo que hizo que el ente número 2 lo tome del brazo al otro y lo saque del vagón.


Creo que el relato lo dice todo.



----------------
Now playing: Pete Doherty - Last Of The English Roses


{older posts / recent posts}